×

Impartición general de un curso en modalidad Fit

Por: Verónica Lozano | Diseño Instruccional | IDEA | Noviembre 2017 


¿Qué es?

Los cursos en modalidad Fit siguen la línea de cualquier asignatura del Tecnológico de Monterrey, ya que cada semana se imparten dos clases en un horario previamente establecido. Sin embargo, la diferencia con otras materias es que, tanto el alumno como el profesor, no requieren acudir físicamente a un aula, pues estas clases se realizan en tiempo real a través de una herramienta de interacción digital llamada Zoom, y con apoyo de la plataforma tecnológica Canvas.

Además de lo anterior, la gestión del tiempo de clase es mucho más crítica que en un curso presencial, por el uso de dichas herramientas, lo que requiere una planeación puntual de cada sesión para cubrir el contenido y cumplir con los objetivos planteados.

Beneficios

Las ventajas de impartir un curso en modalidad Fit se resumen en los siguientes puntos:

  • El proceso de planeación y diseño del curso se realiza por un equipo de profesores, es decir, se combina la experiencia y conocimiento de 2 o 3 maestros quienes definen las mejores estrategias para lograr los objetivos de aprendizaje planteados.
  • El profesor tiene la flexibilidad de decidir dónde impartir el curso, ya que no requiere acudir físicamente a un salón de clases, lo que también favorece a la integración o presentación de expertos o invitados que puedan complementar y apoyar la explicación del maestro.
  • Existe mayor interacción con los alumnos, ya que, además de las dos clases semanales, se cuentan con asesorías individuales o grupales en los días y horarios establecidos por el docente, así como reuniones programadas, es decir, al menos dos veces al semestre el maestro y el alumno se pondrán en contacto para que el estudiante reciba retroalimentación, guía, y apoyo sobre su desempeño en el curso.
  • El uso de herramientas tecnológicas para favorecer la comunicación y construcción de aprendizajes, lo que desarrolla habilidades y competencias de trabajo colaborativo y manejo de las TIC.
  • Las clases no son exclusivas de los campus, por lo que el docente y los alumnos tienen compañeros que se encuentran en un campus diferente al que pertenecen.

¿Cómo funciona?

En la impartición de cursos en modalidad Fit se busca que cada clase sea una experiencia de aprendizaje significativa para el alumno, más allá de ser clases meramente expositivas. Para lograr lo anterior, se han definido algunos elementos clave para el éxito de las sesiones:

  1. La participación del profesor en las clases debe ser dinámica, generalmente con apoyo de recursos audiovisuales y/o de las herramientas con las que el propio Zoom cuenta; esto puede darse a través de:
    1. Explicaciones de conceptos.
    2. Explicaciones de procedimientos complejos.
    3. Brindar contexto sobre el tema o las actividades.
    4. Ejemplificaciones.
    5. Demostraciones.

    Es importante evitar que la clase sea 100% expositiva por parte del profesor, ya que esto puede ocasionar el desinterés de los estudiantes; para mantener la atención del alumno, se debe presentar una mezcla entre los puntos enlistados previamente y la participación activa del alumno.

  2. La participación del alumno en la clase debe ser activa. Para ello, pueden incorporarse como estrategias de clase:
    1. Dinámicas orales (preguntas rápidas, sondeos, votaciones)
    2. Actividades de práctica
    3. Actividades de repaso o refuerzo
    4. Presentaciones plenarias
    5. Debates equipo vs. equipo

    Hay que tener en cuenta que, dada la modalidad, la planeación de las participaciones es esencial para poder dar “voz” a todos los alumnos. Se requiere planificar la estrategia para dar oportunidad a todos. Hay alumnos que prefieren participar de manera voluntaria, hay otros que esperan a ser llamados, hay quienes prefieren participar en vivo y otros a través del chat; por tanto, hay que incluir estrategias para todos los tipos en las diversas clases.

  3. Dado que se requiere de una participación activa del alumno, el trabajo en equipos o colaborativo se promueve con mayor énfasis. Zoom cuenta con espacios llamados “breakout rooms” por medio de los cuales se pueden llevar a cabo discusiones colaborativas, prácticas, preparación u organización de entregas (actividades), preparación de presentaciones y consensos de equipo. El trabajo colaborativo en clase se complementa con el uso de Google Drive u otras herramientas que ayuden a tener registro y evidencia de la interacción entre los alumnos.
  4. El punto anterior lleva entonces a la definición y planeación de experiencias que activen el aprendizaje. Se pueden considerar, por ejemplo:
      1. Incluir en algunas sesiones a invitados especiales (expertos) que aporten valor y complementen las intervenciones del profesor. Hay que considerar en qué clases y momentos del curso la participación, ideas, testimonios o visión de un experto podría ser enriquecedor para los alumnos.
      2. Promover el “connective learning”, es decir, el trabajo con otros profesores/grupos/campus de la misma materia.
      3. Utilizar herramientas de activación para realizar sondeos, votaciones, encuestas o exámenes rápidos tales como: Socrative, Kahoot, Quizlet, entre otros.
      4. Incluir como parte del trabajo colaborativo o individual el uso de redes sociales con un #Hashtag que permita después consultar el registro de las aportaciones.
      5. Vincular las estrategias de enganchamiento con lo que sucede en clase.

Los puntos anteriormente descritos se pueden llevar a cabo siguiendo una secuencia de clase (ver Figura 1):

  1. Apertura: Al inicio de la sesión generalmente se debe considerar la asistencia de los alumnos y recordar algunas “reglas” básicas para el buen desarrollo de clase. Asimismo, antes de comenzar con la dinámica propuesta, es importante realizar algunas actividades que permitan dar seguimiento con lo visto en sesiones anteriores, por ejemplo:
    1. Activación del conocimiento.
    2. Vinculación con actividades y contenidos de preparación.
    3. Detonantes/teasers (recursos).
    4. Avisos/notificaciones.
  2. Desarrollo: Es en este punto en donde se llevan a cabo las explicaciones, presentaciones, dinámicas, participación activa y trabajo colaborativo; todo lo que se ha descrito al inicio de este apartado.
  3. Cierre: Finalmente, se recomienda hacer una recapitulación de lo visto en la clase, vinculación con contenidos/actividades de refuerzo en plataforma Canvas, así como dar avisos importantes.

Toda esta secuencia se planifica para cada clase, para ello, los profesores utilizan un formato llamado “pauta de clase” en donde se especifican las actividades, recursos y herramientas a utilizar en esta. Tener conocimiento de la misma ayudará en gran medida a la gestión del tiempo en clase, ya que se debe considerar una eficiencia del 85% con un tiempo efectivo de entre 75 - 80 minutos.

¿Qué tengo que hacer?

Para impartir un curso en modalidad Fit, primeramente se deben conocer todas las condiciones bajo las cuales van a suceder los momentos de enseñanza-aprendizaje. Básicamente, considerar que para dar las clases se utiliza la aplicación Zoom, por lo que conocer con anticipación todas las herramientas que la componen es básico para el buen desarrollo de la clase.

Asimismo, tener en cuenta que la plataforma Canvas será de apoyo para el registro de todos los momentos en los que el alumno tendrá que hacer actividades fuera del tiempo de la clase, así como la presentación de información que será necesaria consultar previo a la sesión; en general, en Canvas se organiza la estructura y secuencia del curso, así como la gestión de las entregas que los estudiantes realicen y las calificaciones correspondientes. Por tanto, es imprescindible comprender todas las funcionalidades de esta plataforma tecnológica.

Posteriormente, habrá que analizar a detalle la metodología planteada para el diseño y desarrollo curso y los objetivos a los que se desea llegar; esto ayudará a que cada clase esté orientada a cumplir con tales fines. Cada sesión cuenta con una pauta de clase, misma que será una guía que contiene las normas y directrices de las actividades, tiempos y recursos, así como un documento en PowerPoint que apoyará la labor del docente.

Conclusión

En resumen, la impartición de cursos en modalidad Fit debe considerar el esquema y las condiciones bajo las cuales sucede el proceso de enseñanza-aprendizaje. Conocer las funcionalidades de las herramientas que apoyan este proceso es esencial para la buena gestión y aprovechamiento del tiempo de clase, con el fin de cumplir con la metodología del curso y los objetivos planteados.

Recursos de apoyo

Para saber más

Te invitamos a acudir al CEDDIE de tu campus para conocer la oferta educativa y profundizar en los temas de tu interés.

Breve semblanza del autor

Licenciada en Ciencias de la Educación y maestra en Tecnología Educativa con acentuación en Capacitación Corporativa. Cuenta con 10 años de experiencia en el diseño y desarrollo de cursos en línea, académicos, institucionales y empresariales, en el Tecnológico de Monterrey.

Califica este artículo

[Total: 2    Average: 5/5]

TOP
Atrás